Archivo de la categoría: ESA

¿Existe actividad volcánica en Venus?


Gracias a los datos recogidos por la sonda Venus Express de la ESA a lo largo de seis años, se han detectado grandes variaciones en la concentración de dióxido de azufre en la atmósfera de Venus. Estos cambios podrían indicar una reciente actividad volcánica en el planeta.

Title Volcanic activity on Venus?<br /><p class=” width=”625″ height=”442″ class=”size-full wp-image-9959″ /> Title Volcanic activity on Venus?
Released 07/04/2006 1:59 pm
Copyright ESA – AOES Medialab
Description
This image is an artistic interpretation of a possible volcano on Venus. In fact, from previous missions to the planet, Venus appears to be among the most geologically active planets in the solar system. Venus Express is able to detect gaseous markers in the lower layers of the atmosphere and variations in its temperature, possible signs of volcanic activity. Local variations in atmospheric temperature and pressure may also indicate the presence of seismic activity
Released 07/04/2006 1:59 pm
Copyright ESA – AOES Medialab

La concentración de dióxido de azufre en la densa atmósfera de Venus es más de un millón de veces superior a la que encontramos en la Tierra. En nuestro planeta, prácticamente la totalidad de este acre y tóxico gas procede de las erupciones volcánicas.

La mayor parte del dióxido de azufre de Venus se encuentra escondido bajo la densa capa de nubes de su atmósfera, ya que la radiación solar destruye rápidamente estas moléculas.

Por este motivo, se piensa que el dióxido de azufre detectado en la atmósfera superior de Venus, muy por encima de su cubierta nubosa, tiene que haber sido inyectado recientemente desde cotas inferiores.

La superficie de Venus está cubierta por cientos de volcanes, pero la cuestión de si continúan activos en la actualidad sigue generando controversia, constituyendo un importante objetivo científico para la misión Venus Express de la ESA.

Esta misión ya ha descubierto pruebas que apuntan a una actividad volcánica reciente en una escala de tiempo geológico, es decir, en los últimos pocos cientos de miles o millones de años.

El análisis de la radiación infrarroja emitida por la superficie de Venus permitió identificar un volcán cuya cima presentaba una composición diferente a la de los otros volcanes en sus alrededores, lo que sugería que éste había entrado en erupción en el pasado reciente del planeta.

Un nuevo estudio ha analizado la variación de la concentración de dióxido de azufre en la atmósfera superior del planeta a lo largo de seis años, descubriendo nuevas pistas.

Title Rise and fall of sulphur dioxide<br /><p class=Copyright Data: E. Marcq et al. (Venus Express); L. Esposito et al. (earlier data); background image: ESA/AOES
Description
The rise and fall of sulphur dioxide in the upper atmosphere of Venus over the last 40 years, expressed in units of parts per billion by volume (ppbv). The dataset on the left is mostly from NASA’s Pioneer Venus, which was in orbit around Venus from 1978 to 1992. The dataset on the right is from ESA’s Venus Express, which has been studying Venus since 2006. A clear rise in the concentration of sulphur dioxide (SO2) concentration was observed at the start of the mission, with a subsequent decrease. The increase in sulphur dioxide can be interpreted either as evidence for volcanic activity or for decadal-scale variations in the circulation of Venus’ vast atmosphere.

The data are superimposed on an artist impression of Venus, depicting a volcanic terrain surrounded by a thick, noxious atmosphere.” width=”625″ height=”469″ class=”size-full wp-image-9961″ /> Title Rise and fall of sulphur dioxide
Copyright Data: E. Marcq et al. (Venus Express); L. Esposito et al. (earlier data); background image: ESA/AOES
Description
The rise and fall of sulphur dioxide in the upper atmosphere of Venus over the last 40 years, expressed in units of parts per billion by volume (ppbv). The dataset on the left is mostly from NASA’s Pioneer Venus, which was in orbit around Venus from 1978 to 1992. The dataset on the right is from ESA’s Venus Express, which has been studying Venus since 2006. A clear rise in the concentration of sulphur dioxide (SO2) concentration was observed at the start of the mission, with a subsequent decrease. The increase in sulphur dioxide can be interpreted either as evidence for volcanic activity or for decadal-scale variations in the circulation of Venus’ vast atmosphere.
The data are superimposed on an artist impression of Venus, depicting a volcanic terrain surrounded by a thick, noxious atmosphere.

Nada más llegar a Venus en el año 2006, el satélite europeo registró un aumento significativo en la densidad media del dióxido de azufre en la atmósfera superior del planeta, seguido por un marcado descenso hasta valores casi diez veces más bajos a día de hoy.

La sonda Pioneer Venus de la NASA también había detectado un descenso similar durante su misión, en órbita a Venus de 1978 a 1992.

Por aquel entonces, se sugirió la hipótesis de que Pioneer Venus había llegado a tiempo para registrar el descenso del dióxido de azufre que había sido inyectado en la atmósfera por uno o más volcanes.

“Si ves que la concentración de dióxido de azufre aumenta en la atmósfera superior, sabes que algo lo ha llevado hasta ahí recientemente, ya que la radiación solar destruye estas moléculas en apenas un par de días”, explica Emmanuel Marcq, del laboratorio francés de investigación de la atmósfera LATMOS, y autor principal del artículo que presenta estas conclusiones enNature Geoscience.

“Una erupción volcánica podría haber lanzado el dióxido de azufre hasta estas cotas, pero este fenómeno también podría ser el resultado de las peculiaridades de la circulación atmosférica de Venus, que todavía no comprendemos del todo”, añade Jean-Loup Bertaux, coautor de esta publicación e Investigador Principal del instrumento de Venus Express con el que se ha realizado este estudio.

Venus tiene una atmósfera en ‘súper rotación’, que tarda sólo cuatro días terrestres en dar una vuelta completa al planeta, una velocidad vertiginosa teniendo en cuenta que Venus tarda 243 días en completar una rotación sobre su propio eje.

Esta intensa circulación atmosférica esparce el dióxido de azufre por todo el planeta, haciendo muy difícil identificar su origen.

El equipo de Marcq trabaja sobre la hipótesis de que si el aumento inicial de la concentración de dióxido de azufre es debido a la actividad volcánica, podría haber sido causado por un incremento gradual en la actividad de varios volcanes, y no por una única erupción de dramáticas proporciones.

“Por otro lado, teniendo en cuenta la tendencia similar detectada por Pioneer Venus, es posible que nos encontremos ante una variación periódica de la circulación atmosférica del planeta, que podría ser incluso más compleja de lo que hayamos podido imaginar hasta ahora”, concluye Marcq.

“Siguiendo las pistas dejadas por los gases traza en la atmósfera de Venus, estamos empezando a comprender la dinámica del planeta, lo que nos podría conducir hasta la prueba definitiva sobre su actividad volcánica”, comenta Håkan Svedhem, Científico del Proyecto Venus Express para la ESA.

http://www.esa.int/

Increíble imagen de Curiosity cuando desciende en paracaídas hacia Marte


Una imagen tomada por el Experimento Científico de Imágenes en Alta Resolución (High Resolution Imaging Science Experiment o HiRISE, por su acrónimo en idioma inglés), ubicado a bordo del Orbitador de Reconocimiento de Marte (Mars Reconnaissance Orbiter o MRO, por su sigla en idioma inglés), de la NASA, muestra a Curiosity (Curiosidad, en idioma español), el vehículo explorador todo terreno, cuando todavía estaba conectado a su paracaídas de casi 16 metros de ancho (51 pies) en el momento en el que descendía hacia su sitio de aterrizaje en el cráter Gale.

Curiosity y su paracaídas están ubicados en el centro del recuadro en color blanco. En la imagen del recuadro, se observa al vehículo explorador todo terreno desplegado para evitar la saturación. Crédito de la imagen: NASA/JPL-Caltech/Universidad de Arizona

“Si HiRISE tomaba la imagen un segundo antes o un segundo después, probablemente estaríamos observando un paisaje marciano vacío”, dijo Sarah Milkovich, quien es científica de investigaciones del HiRISE, en el Laboratorio de Propulsión a Chorro (Jet Propulsion Laboratory o JPL, por su sigla en idioma inglés), de la NASA, en Pasadena, California. “Cuando consideramos que hemos estado trabajando en esta secuencia desde marzo y que tuvimos que cargar comandos a la nave espacial alrededor de 72 horas antes de que se tomara la imagen, comenzamos a darnos cuenta de cuánto esfuerzo significó obtenerla”.

Sigue leyendo

Se aprueba la mayor colaboración astronómica de la historia para construir y lanzar el satélite Euclides


La Agencia Espacial Europea (ESA) acaba de aprobar formalmente la colaboración internacional de unos mil científicos de cien institutos de investigación

El Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) participa en el desarrollo de uno de los dos instrumentos que incorporará el telescopio espacial Euclid

La misión, que se espera que sea  lanzada a finales de esta década, se propone descubrir la verdadera naturaleza de la materia y la energía oscura, con el cartografiado de dos mil millones de galaxias y el ‘universo oscuro’ que las rodea

 

La Agencia Espacial Europea (ESA) acaba de aprobar la mayor colaboración astronómica internacional  de la historia para ayudar a construir el satélite Euclid. Unos mil científicos de cien laboratorios europeos, con la colaboración de algunos estadounidenses, participan en este consorcio que estudiará el lado oculto del universo, cartografiando la distribución y evolución de dos mil millones de galaxias y de las enigmáticas energía y materia oscuras.

El proyecto Euclid acaba de pasar la última fase de selección  como parte del programa de la ‘ESA Cosmic Vision 2015-2025’, que formará toda una legión de físicos e ingenieros con el objetivo de construir y lanzar al espacio la nueva misión para finales de esta década. El Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), junto con la Universidad Politécnica de Cartagena y el Instituto  de Ciencias del Espacio en Cataluña, participa  en el desarrollo de uno de los dos instrumentos que incorporará el telescopio espacial, la cámara y espectrógrafo para el infrarrojo cercano NISP.

Sigue leyendo

Un cráter de Marte muestra cómo cambió el clima del planeta


Los cráteres Danielson y Kalocsa

La sonda Mars Express de la ESA nos envía imágenes de un cráter en Marte que podría albergar pruebas de cómo evolucionó el clima del planeta, fluctuando de forma significativa debido a cambios en la orientación de su eje de rotación.

Sigue leyendo

Cygnus-X: Herschel nos muestra al ‘cisne’ en todo su esplendor


El cisne, visto por Herschel

Una caótica maraña de filamentos de polvo y gas conforma la matriz donde se está formando una nueva generación de estrellas masivas, tal y como se puede ver en esta impresionante imagen de Cygnus-X, tomada por el telescopio espacial Herschel de la ESA.

Cygnus-X es una región de formación de estrellas extremadamente activa, ubicada a unos 4,500 años-luz de la Tierra, en la constelación de Cygnus, el Cisne.
Gracias a la capacidad de Herschel para captar luz en la banda del infrarrojo lejano, los astrónomos pueden estudiar regiones como ésta, en las que las estrellas fueron calentando lentamente el polvo que las rodeaba, agrupándolo en densos cúmulos en los que se continuarán forjando nuevas estrellas.

Los tonos blancos marcan aquellas zonas en las que no hace mucho que se formaron nuevas estrellas a partir de nubes turbulentas de polvo y gas, como las que se pueden ver en la mitad derecha de la imagen.

En esa región, los filamentos de polvo y gas se entrelazan y colapsan, dando lugar a densos nudos en los que se formarán nuevas estrellas. Por otra parte, la inmensa radiación emitida por las estrellas recién nacidas es capaz de arrastrar el material que las rodea, creando una burbuja a su alrededor.

En el centro de la imagen, la intensa radiación y los fuertes vientos emitidos por las estrellas, que permanecen ocultas a estas longitudes de onda, han calentado y despejado parcialmente el medio interestelar, que brilla en un tono azulado.

La parte izquierda de la imagen está dominada por un gran pilar de gas, cuya forma recuerda al cuello de un cisne.

El cisne, visto por Herschel

La parte izquierda de la imagen está dominada por un gran pilar de gas, cuya forma recuerda al cuello de un cisne.

Cerca de la esquina inferior derecha se puede distinguir una inmensa burbuja de polvo y gas, que parece haber sido expulsada por una estrella súper masiva que se encuentra en su centro, aunque no se pueda ver directamente en esta imagen.

Las hileras de objetos rojos y compactos esparcidas por toda la imagen se corresponden con las semillas, todavía frías, de lo que terminará convirtiéndose en una nueva generación de estrellas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Esta imagen demuestra la extraordinaria capacidad de Herschel para estudiar el proceso de formación de las estrellas masivas, y de su influencia sobre el medio interestelar que las rodea, con un nivel de detalle sin precedentes en la banda del infrarrojo lejano.

http://www.esa.int

Descubierto en Titán un primo lejano de un lago efímero de Namibia


Lagos efímeros en Titán y en la Tierra

Las observaciones realizadas por la sonda Cassini muestran que una región de la luna Titán de Saturno es muy similar al Salar de Etosha, en Namibia. Los dos son lagos efímeros – grandes depresiones de poca profundidad que no siempre están llenas.

El Lago Ontario es el mayor lago del hemisferio sur de Titán, la mayor luna de Saturno. Es un poco más pequeño que su tocayo, el Lago Ontario de Norteamérica, pero completamente diferente en muchos otros aspectos.
El lago de Titán está lleno de hidrocarburos líquidos, en vez de agua, y su profundidad máxima es de tan sólo unos pocos metros. Este lago se encuentra en una cuenca sedimentaria, rodeado por pequeñas cadenas montañosas.

Sigue leyendo

Nuevas evidencias del antiguo océano del norte de Marte


La revista ‘Geophysical Research Letters’ publica el estudio

Un nuevo estudio de investigadores europeos y estadounidenses liderado desde el Instituto de Planetología y Astrofísica de Grenoble (Francia) refuerza la teoría que plantea la existencia de un antiguo océano en el hemisferio norte de Marte: el Oceanus Borealis, un tema que ha generado un intenso debate entre la comunidad científica. Los nuevos resultados se basan en un estudio de los sedimentos marcianos con el radar MARSIS del orbitador Mars Express de la Agencia Espacial Europea (ESA).

La sonda Mars Express de la ESA ha encontrado pruebas que indican que una parte de Marte estuvo cubierta por un océano. Gracias a su radar MARSIS, se han encontrado sedimentos característicos de un lecho oceánico en una región delimitada por una posible línea costera. El estudio se publica en la revista Geophysical Research Letters.

Este radar lleva recogiendo datos de la superficie marciana desde que entró en servicio en el año 2005. Jérémie Mouginot, del Instituto de Planetología y Astrofísica de Grenoble (IPAG, Francia) y de la Universidad de California en Irvine (EEUU), y su equipo han analizado más de dos años de datos y descubrieron que las llanuras del norte de Marte están cubiertas por depósitos de baja densidad.

Sigue leyendo

Preparan una misión para aterrizar en un cometa


La nave espacial Rosetta, de Europa, se encuentra en camino para interceptar un cometa; está lista para marcar un hito en la historia aeroespacial. En el año 2014, Rosetta ingresará en órbita alrededor del cometa 67P/Churyumov Gerasimenko y colocará una sonda sobre él. Serán la primera nave espacial y la primera sonda que realizan esta tarea en el espacio.

El objetivo de Rosetta es conocer la historia primordial que cuenta un cometa a medida que se desintegra gloriosamente.

Los cometas son restos primitivos de cuando se “construyó” nuestro propio sistema solar, lo que tuvo lugar hace aproximadamente 4.500 millones de años. Debido a que pasan gran parte del tiempo en el frío profundo de las partes externas del sistema solar, los cometas están bien conservados; constituyen una mina de oro para los astrónomos que desean conocer qué condiciones reinaban “en el comienzo”.

A medida que sus órbitas alargadas los trasladan más cerca del Sol, los cometas se transforman en los cuerpos más impresionantes del cielo nocturno. Rosetta es una misión de la Agencia Espacial Europea; fue lanzada en el año 2004 y lleva instrumentos estadounidenses a bordo. Esta nave espacial podrá presenciar la metamorfosis desde la “primera fila”.

Creditos http://science.nasa.gov/science-news/science-at-nasa/2012/02feb_rosetta/ for more.

Europe’s Rosetta spacecraft is en route to intercept a comet– and to make history. In 2014, Rosetta will enter orbit around 67P/Churyumov-Gerasimenko and land a probe on it for a front row seat as the comet heads toward the sun.

Lo que hasta ahora sabemos de los cometas proviene de algunas misiones que los han sobrevolado.

“De cierto modo, un sobrevuelo es apenas un tentador vistazo de un cometa en una etapa de su evolución”, dice Claudia Alexander, quien se desempeña como científica de proyecto en el Proyecto Rosetta, Estados Unidos, en el Laboratorio de Propulsión a Chorro (Jet Propulsion Laboratory o JPL, por su sigla en idioma inglés). “Rosetta es diferente. Orbitará a 67P durante 17 meses. Presenciaremos la evolución de este cometa a medida que lo acompañamos a entrar y salir del Sol”.

El feroz calor solar tendrá un profundo efecto sobre el objetivo de Rosetta. “Veremos que el cometa comienza siendo apenas una especie de pepita de oro en el espacio y luego se convierte en algo poético y hermoso, que arrastra una gran cola”.

En este momento, Rosetta está “descansando”, preparándose para enfrentar los desafíos que vienen. Se encuentra hibernando, en un sueño profundo, ocupada en una persecución a alta velocidad.

El toque de diana tendrá lugar cerca o durante el día de Año Nuevo de 2014, cuando la nave espacial dé inicio a un programa de chequeo de un mes de duración.

Si todo sale bien, en el mes de agosto de ese mismo año, Rosetta ingresará en órbita alrededor del núcleo de 67P y comenzará a explorar su superficie en busca de un sitio para el descenso. Una vez que el lugar esté elegido, la nave espacial descenderá hasta llegar a ubicarse 1 kilómetro por encima de su superficie con el fin de desplegar la sonda.

La sonda se llama “Philae” y debe su nombre a una isla en el Nilo, la cual es el sitio donde se erige un obelisco que ayudó a descifrar (¡sí, adivinó!) la Piedra de Rosetta (Rosetta Stone, en idioma inglés).

El aterrizaje está previsto para noviembre de 2014, cuando Philae realizará el primer aterrizaje controlado sobre el núcleo de un cometa.

“Cuando nos posemos en el núcleo, ¡el cometa ya podría estar en actividad!”, afirma Alexander. Como los cometas tienen escasa actividad, la sonda se anclará con arpones. “Los pies quizás realicen una perforación en algo crujiente, como el permafrost (capa de hielo que se encuentra permanentemente congelada en la superficie), o quizás lo haga en algo sólido, como una roca”, especula la investigadora.

Una vez que esté amarrada, la sonda comenzará un estudio sin precedentes del núcleo de un cometa. Entre otras cosas, recolectará muestras para examinar mediante microscopios automáticos ubicados a bordo y tomará imágenes panorámicas del terreno del cometa desde el nivel del suelo.

Mientras tanto, arriba, en órbita, la nave espacial Rosetta estará ocupada también. A bordo, los sensores confeccionarán mapas de la superficie y del campo magnético del cometa, monitorizarán los chorros y géiseres en erupción, medirán la tasa de flujos y mucho más. Juntos, el orbitador y la sonda construirán la primera imagen en 3 dimensiones de las capas y de las depresiones que yacen debajo de la superficie de un cometa.

Los resultados deberían contar toda una historia.

http://ciencia.nasa.gov

Los científicos alertan de que las tormentas solares irán a más


Washington, 25 ene (EFE).- Las erupciones solares que afectan al campo magnético de la Tierra y cuyas ondas han obligado a desplazar algunos aviones comerciales cuya ruta sobrevolaba los polos, seguirán intensificándose, según los expertos.

http://www.efe.com