Charles Darwin bicentenario de su nacimiento


Hoy, en coincidencia con el bicentenario del nacimiento del científico inglés Charles Darwin, se reinaugurará en Paramillos el monumento que recuerda el paso del célebre naturalista por nuestra provincia, cuando realizó el primer descubrimiento de árboles fósiles de Sudamérica. Será el puntapié inicial para una serie de actividades que desarrollará el Centro Científico Tecnológico Conicet Mendoza (CCT, ex CRICYT) durante el llamado año darwiniano.

darwin11

Corría marzo de 1835 cuando el joven naturalista, a bordo del barco HMS “Beagle”, llegó a las costas de Valparaíso, en Chile. Darwin decidió cruzar la cordillera a la altura del Valle de Uco y así llegó a la ciudad de Mendoza, donde permaneció sólo por un día. Al partir, lo hizo por el camino de Villavicencio, paso obligado al vecino país por aquellas épocas.

“Hace ese camino además porque tenía interés en visitar las minas de plata y zinc de Paramillos, que se estaban explotando desde la época de los jesuitas y probablemente desde antes también. Allí hace algunas observaciones geológicas y descubre un yacimiento de árboles petrificados que se considera como el primer descubrimiento de árboles fósiles que se hace en Sudamérica”, explica Fidel Alejandro Roig, científico del CCT y miembro de la comisión de Homenaje a Darwin.

El naturalista, considerado como “la clave para la creación de la biología moderna”, según Roig, registró 52 troncos petrificados de araucarias en posición de vida, que tenían entre 80 centímentros y un metro y medio de diámetro, cuya edad hoy se estima en 230 millones de años. A partir de entonces, esta área se conoce como Bosque de Araucarias de Darwin y es de gran difusión mundial.

La descripción del bosque y de otros paisajes mendocinos (sobre todo de Luján de Cuyo y del propio Villavicencio) se encuentran en su célebre Diario de Viaje.

El paso del tiempo, la acción de gente que desconoce la importancia de estos fósiles “y quiere llevarse un pedazo de madera” y por sus propias características que hacen que se desgranen fácilmente, “el boque está en una condición lamentable. Hoy se puede observar las bases de los troncos y en algunos casos se ven los calcos que tenían los troncos sobre el fondo de las rocas. Ya no podemos observar lo que vio Darwin porque tampoco fue fotografiado”, detalla Roig, aunque aclara que algunos años después de su descubrimiento, otros naturalistas lo registraron en imágenes.

Parte de estos fósiles pueden ser observados en el museo Cornelio Moyano y otros tantos, en una oportunidad, el perito Pascasio Moreno los llevó al museo de La Plata.

Nuevo monolito
Tampoco resistió la acción del hombre el monumento que hace 50 años erigió la Facultad de Ciencias Agrarias en conmemoración del centenario de la publicación del libro El origen de las especies del naturalista inglés, como tampoco lo hizo una placa colocada en 1994 por los organizadores del 4º Congreso Internacional de Jurásico.

Fuente diariouno.com.ar

¿Darwin estaba equivocado?

La evolución es un hecho incuestionable a pesar de las críticas a su teoría, que se ha modificado con el avance científico

Hoy se celebra un doble acontecimiento con un mismo protagonista: Charles Darwin. En 1859, hace 150 años, publicaba su famosa obra “El origen de las especies”, y hoy, 12 de febrero, hace dos siglos, el naturalista inglés venía al mundo. El Día y el Año de Darwin se celebra en todo el mundo para honrar al padre de una teoría que hoy día sigue siendo cuestionada y hasta atacada. Sin embargo, la evolución es un hecho, aunque la teoría se vaya modificando gracias a los últimos avances científicos. Desde un punto de vista medioambiental, la evolución nos debería hacer reflexionar sobre el actual deterioro del medio ambiente, ya que nos recuerda que todos los seres vivos, incluidos los humanos, estamos relacionados y dependemos de la naturaleza y sus mecanismos de funcionamiento.

Qué es la evolución

Hoy en día habría sido un becario de investigación. El icono universal de un Charles Darwin (1809-1882) anciano con una larga barba blanca tenía en realidad 23 años cuando emprendió a bordo del Beagle un viaje de cinco años alrededor del mundo. Las duras condiciones de su estancia en este buque y los constantes mareos del joven naturalista merecieron la pena: sus descubrimientos de fósiles y su paso por las islas Galápagos, frente a las costas de Ecuador, le sirvieron para concebir una teoría que desvela los orígenes y los cambios de todos los seres vivos que habitan el planeta y su relación con la naturaleza.

La evolución implica un mismo origen, una especie de la que surgieron todas las demás, incluida la humana
Darwin nos regaló un gran álbum familiar en el que aparecen relacionados todos los seres, incluidos los humanos, del pasado y del presente de la Tierra. La evolución implica un mismo origen, una especie de la que surgieron todas las demás: todos somos parientes, al provenir de antepasados comunes que se fueron transformando y diferenciando con el transcurso del tiempo. Por ello, no es correcto decir que el hombre viene del mono, pero sí que ambos tienen antepasados comunes.

darwin

En el devenir temporal de la evolución, la sucesión de organismos evidencia la transición de unas formas a otras. Por ejemplo, el Archaeopteryx, un animal que vivió hace unos 150 millones de años, delata el paso intermedio entre reptiles y aves. Del tamaño de un cuervo, este animal poseía plumas, pero su anatomía era similar a la de algunos dinosaurios bípedos de su tamaño. Y en nuestro propio cuerpo también podemos encontrar rastros de nuestra propia evolución. Por ejemplo, el órgano que hoy día parece sólo útil para provocar la dolorosa apendicitis es un vestigio de una época en la que nuestro intestino era más largo para soportar una dieta eminentemente herbívora.

La evolución supone unos mecanismos de transformación y relación con el entorno que explican estos cambios y la gran variedad de especies que habitan el planeta. Uno de estos mecanismos, que popularizó Darwin en su teoría, es la selección natural. Ante unos recursos naturales limitados, los individuos con alguna característica que mejore su capacidad de explotarlos tendrán más posibilidades de reproducirse que sus congéneres. Si esta característica es heredable, sus descendientes se expandirán, de manera que, al repetirse este proceso de una generación a otra, la mayoría de la población poseerá dicho carácter beneficioso, transformándose en el proceso. Por su parte, la formación de nuevas poblaciones aisladas, y el efecto de la evolución a lo largo del tiempo, dará lugar a nuevas especies.

En los últimos 40.000 años de evolución humana, la selección natural lejos de pararse, se ha acelerado
Ahora bien, el azar no es el impulsor de la evolución. Si bien todas las mutaciones genéticas suceden al azar, sólo las beneficiosas para el organismo son seleccionadas y perpetuadas a través de las generaciones.

Asimismo, todos los seres vivos continúan evolucionando, lo que supone que su estado actual no es inalterable. Y por supuesto, también los seres humanos. De hecho, en los últimos 40.000 años de evolución humana, la selección natural lejos de pararse, se ha acelerado. Algunos hablan incluso del “Homo evolutis”, un “Homo sapiens” modificado por la ingeniería genética o la robótica.

¿Por qué esperó 25 años para publicar su teoría?

A pesar de contar con todos los elementos para dar a conocer su teoría, Darwin esperó a 1859, casi un cuarto de siglo, para publicar “El origen de las especies”, y trece años más para publicar, en 1871, “El Origen del Hombre”, en el que aplicaba su revolucionaria teoría a los seres humanos. Conociendo el contexto histórico, social y familiar que le tocó vivir, no resulta extraña esta tardanza. Darwin sabía que sus ideas iban a resultar polémicas, como asumía en “El Origen del Hombre”: “La principal conclusión a que llegamos en esta obra, es decir, que el hombre desciende de alguna forma inferiormente organizada, será, según me temo, muy desagradable para muchos.”

Por si fuera poco, su propia mujer, Emma Wedgwood, con quien llegó a tener diez hijos, tampoco fue partidaria de las ideas de su marido. Aunque la comunidad científica de su época aceptó los postulados de Darwin, su esposa, de profundas convicciones religiosas, llegó incluso a eliminar, al igual que uno de sus hijos, Francis, algunos pasajes de la autobiografía que Darwin escribió en 1876. Gracias a una nieta suya, Nora Barlow, se publicó en 1958 una nueva edición íntegra.

Fuente consumer.es

Por otro lado y al hilo de la conmemoración de los doscientos años del nacimiento de Darwin la revista Nature publica que el hombre y el chimpancé no se parecen tanto como se creía
Un estudio internacional confirma que sus genomas difieren diez veces más de lo sospechado

El chimpancé es el pariente más próximo del hombre en el mundo natural, pero no somos tan parecidos a ellos como se creía. Un estudio internacional, dirigido por Evan E. Eichler, de la Universidad de Washington, demuestra ahora que la brecha genética entre ambas especies no se limita a ese 1,2% que hasta ahora aceptaba la comunidad científica.
LA EVOLUCION DEL HOMBRE

Al analizar por primera vez secciones antes relegadas del ADN humano y de especies de primates como chimpancés, orangutanes y macacos, se ha descubierto que sus genomas difieren diez veces más de lo sospechado. “Seguimos siendo primos de los chimpancés, pero simplemente hay más diferencias de las que creíamos”, señala Arcadi Navarro, del Instituto de Biología Evolutiva (Pompeu Fabra y CSIC) de Barcelona y uno de los autores de la investigación.

darwin-33

El trabajo, que aparece publicado en la revista “Nature”, se centra en las duplicaciones segmentales, grandes secciones de ADN repetidas muchas veces a lo largo de toda la cadena genómica. Aunque se sabía que estaban ahí y se intuía su importancia, sólo cuando la tecnología lo ha hecho posible se han podido aislar, estudiar y, como resultado, definir mejor las diferencias entre especies y en qué momento evolutivo aparecieron.

Distancia “cualitativa”

El equipo de investigadores ha encontrado que humanos y chimpancés no sólo difieren en ese 1,2% del ADN ya conocido, sino que existe también una distancia “cualitativa” importante. “Ese 1% son pequeñas diferencias que hay entre genes que compartimos los humanos y los chimpancés, que tenemos los dos. Ahora lo que hemos visto además es que hay material genético privativo de la especie humana, otro específico de los chimpancés, otro de los macacos y otro de los orangutanes que no comparten los demás. Cada especie tiene un complemento de material genético que es único”, explica Navarro.

Además de identificar las citadas diferencias, el estudio también ha logrado datar la época en que hubo más duplicaciones segmentales. Los autores la encuadran en un intervalo de entre 12 y ocho millones de años, justo antes de la separación de los linajes de los humanos y chimpancés, ocurrida hace unos seis millones de años.

Via http://www.consumer.es

Documental La pseudo-ciencia del evolucionismo solo sonido

Conferencia El origen de la vida

Conferencia de Antonio Lazcano dentro de la Jornada ‘La Teoría de la Evolución y los cuentos creacionistas’, celebrada en Bilbao el 12 de …todo » Conferencia de Antonio Lazcano dentro de la Jornada ‘La Teoría de la Evolución y los cuentos creacionistas’, celebrada en Bilbao el 12 de febrero de 2007 y organizada por el Círculo Escéptico, el diario ‘El Correo’, la Universidad del País Vasco, El ayuntamiento de Bilbao y el Center for Inquiry, dentro de los actos de Día de Darwin.«

DARWIN vrs El diseño inteligente…

A finales de la década de los 90′ y buena parte de la siguiente la teoría de la evolución por selección natural debió enfrentar en los EUA un demoledor ataque que a simple vista prometía desbastar los arraigados cimientos establecidos por Charles Darwin, como era de suponerse enfrento a creacionistas y evolucionistas, a Dios y la ciencia, los primeros apoyados por un importante sector de la comunidad científica quienes respaldaban la teoría del diseño inteligente basados en ciertas pruebas en las que nadie aparentemente hasta entonces se había fijado, estos afirmaban que la selección natural tenia un punto flaco y estaban dispuestos ha hincarle el diente. Los creacionistas vivieron su momento de gloria cuando al parecer habían encontrado la piedra filosofal por la cual lograban conciliar a Darwin y Dios. El asunto pasó a mayores y llego hasta los tribunales en manos de los cuales quedaban la decisión si era correcto que esta teoría [la evolución y el diseño inteligente] podrían enseñarse simultáneamente, pero el asunto aun no quedaría allí arribando a los confines mismos del cristianismo, la iglesia católica. En este documental se exponen ambos enfoques…

La evolucion de las especies

 

Relacionados link en science.portalhispanos.com

Hoy se cumplen 200 años del nacimiento de Darwin

Argentina se suma a los festejos en el aniversario de Darwin

Redes Eduard Punset Última emisión de Redes

Darwin Creacionismo contra Evolucionismo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s