Fallo el lanzamiento del satelite OCO


El accidente tuvo lugar debido a un fallo en el cohete Taurus en el momento del lanzamiento, que transportaba el Observatorio Orbitador de Carbono

Madrid. El satélite “Observatorio Orbitador del Carbono” (OCO), lanzado ayer desde la base Vandenberg de la Fuerza Aérea de EEUU en California, cayó en el océano Pacífico cerca de la Antártida, tras salirse de su órbita, a las 11.55 de la mañana (hora española), minutos después de su lanzamiento, según informó la NASA.

El accidente tuvo lugar debido a un fallo del vehículo de lanzamiento, el Taurus XL, al separarse la estructura de cubierta que encapsula el satélite y que permite su viaje por la atmósfera.

“Los revestimientos de protección que envolvían al satélite como las dos conchas de una almeja no se separaron apropiadamente y eso, aparentemente, causó el fallo de la misión“, dijo en una rueda de prensa Chuck Dovale, director de lanzamientos de la NASA.

oco1

“La nave espacial no alcanzó la órbita y probablemente aterrizó en el océano Pacífico, cerca de la Antártida”, explicó John Brunschwyler, el administrador de programas para el Taurus XL.

Los expertos de la NASA explicaron que el fallo en el cohete portador se produjo a los tres minutos del despegue, que tuvo lugar a las 09.55 GMT.

Brunschwyler reconoció que éste es un “enorme revés” para la comunidad científica.

Un ‘Consejo de Investigación de Desastres’ deberá determinar ahora la causa del fracaso de este lanzamiento.

El OCO, resultado de casi una década de diseño, desarrollo y construcción y que costó 273,4 millones de dólares, debía haber alcanzado una órbita casi polar sincrónica del Sol a unos 705 kilómetros de la Tierra, para recolectar mediciones globales precisas de los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera…[]

Fuente gaceta.es

En este cohete lanzado ayer viajaba un satélite destinado a medir el dióxido de carbono de la atmósfera. Pero el cohete tuvo un fallo y minutos después de su lanzamiento cayó al mar, cerca de la Antártida. Se perdían así 214 millones de euros y una década de investigación en el primero de una serie de observatorios en órbita que medirán la presencia de CO2 en la atmósfera. Así podrá estudiarse de qué forma la vegetación procesa ese gas y cómo los fenómenos meteorológicos afectan a su distribución.

publico.es

Relacionados

OCO: el vigilante espacial del cambio climático

  • La NASA lanzará esta noche la primera misión que medirá los niveles de CO2
  • Su diseño y construcción han supuesto una inversión de 210 millones de euros
  • Sus observaciones servirán para orientar las políticas contra el calentamiento
  • Ultima hora:

    El cohete de la Nasa que transportaba el OCO cayó cerca de la Antártida

    oco

    Anuncios

    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s