El caza-científicos llegó a Colombia


John Ellis, físico de la Organización Europea para la Investigación Nuclear, vino a ‘cazar’ talentos en Colombia.

Son 21 los colombianos que trabajan como hormigas en la Organización Europea para la Investigación Nuclear o Cern. Y así, minúsculos, se ven frente al ‘Gran colisionador de hadrones’, la vasta máquina con una circunferencia de 27 kilómetros, con una temperatura interior más baja que la del espacio -271 grados, y enclavada 100 metros bajo tierra, que creó esta organización de científicos -en septiembre del año pasado-.

Su misión: Recrear las condiciones del origen del universo y hallar la escurridiza partícula que falta en el conocimiento de la materia, el ‘Bosón de Higgs’. Ese es uno de los retos científicos más ambiciosos de nuestros días, pues su existencia es fundamental para que la visión del mundo de la física contemporánea sea consistente, sin embargo, hasta ahora, nadie ha podido detectar su presencia.

Precisamente, en dicha búsqueda participa un grupo de colombianos, cuya mitad trabaja con universidades colombianas y la otra mitad con instituciones de otros países. Ellos impresionaron a los científicos de este centro de investigaciones con sede en Suiza. “Son trabajadores, brillantes y muy vivos. Tienen muchísimo entusiasmo y eso es contagioso”, dice John Ellis.

Él tiene a su cargo las relaciones del Cern con otros países y vino a Colombia a ‘cazar’ colaboradores para sus experimentos. Hoy en día esta organización, financiada por los países europeos, cuenta con la cooperación de más de 9.000 científicos e ingenieros de Estados Unidos, Rusia, Japón, India y América Latina, especialmente Argentina, Chile y Colombia.

El físico inglés estuvo en Colombia dos semanas visitando la Escuela de Física de Medellín y buscando la colaboración de físicos de la Universidad del Valle, que trabajan en teorías avanzadas. Ellis estudia la posibilidad de enviar estudiantes al Cern para que se entrenen y regresen a revertir su saber en beneficio de su país.

“Es una gran escuela para los estudiantes latinoamericanos. Tenemos mexicanos, brasileños, argentinos, uruguayos y claro, muchos colombianos”, dice Ellis. No es preciso que se radiquen en Suiza, pueden trabajar desde su país, así lo hacen los de universidades de Bogotá, que por internet se conectan con los científicos y comparten datos, análisis y conferencias.

En este momento, el centro suizo cuenta con físicos de la Universidad de los Andes, con experiencia y técnica; de la Nacional, de la Antonio Nariño y de la de Antioquia. En esta última hay una docente experta en el problema del ‘Bosón de Higss’, uno de los objetivos de su más grande y ambicioso experimento.

Ellis y otros científicos del programa estudian la estructura de la materia que ha controlado la evolución del universo en el inicio del Big Bang (teoría de la gran explosión, modelo científico que busca explicar el origen del universo). Quizás tarden tres años en esta investigación.

“Los astrónomos dicen que la gran mayoría de la materia en el universo no es este tipo de materia visible, sino invisible, la llamada materia oscura, que hay tal vez entre cinco y diez veces más materia oscura que visible. Tenemos la posibilidad de descubrir evidencia de esta materia oscura haciendo colisiones”, explica John Ellis…[]

Fuente elpais.com.co

John Ellis

Nació en: Londres.

Estudios: A los 12 años decidió que quería estudiar el

espacio. Es matemático, físico con doctorado en física (Universidad de Cambridge).

Trayectoria: Llegó al CERN a una visita de dos años y de eso hace ya más de 35 años.

Especialidad: Es físico teórico, hace cálculos, da interpretaciones y analiza posibilidades para experimentos del futuro. Hace 33 años previó una técnica para descubrir una partícula que liga los núcleos. Tres años después, en Alemania descubrieron esa partícula utilizando la técnica que él propuso.

Más allá del átomo
En el lugar más caliente de todo el universo, en el nuevo acelerador de partículas instalado en Ginebra, se revelarán en los próximos años algunos de los más esperados secretos del Universo. Eduardo Punset charla con el físico John Ellis sobre los retos del acelerador y sobre el futuro del universo.

En esta emisión, Eduard Punset ha entrevistado a Luis Álvarez Gaumé, director del departamento de física teórica del CERN, y a John Ellis, también físico teórico del mismo departamento.
El Gran Colisionador de Hadrones (en inglés Large Hadron Collider o LHC, siglas por las que es generalmente conocido) es un acelerador de partículas (o acelerador y colisionador de partículas) ubicado en la actualmente denominada Organización Europea para la Investigación Nuclear (la sigla es la del antiguo nombre en francés de tal institución: Conseil Européen pour la Recherche Nucléaire, CERN), cerca de Ginebra, en la frontera franco-suiza.
El LHC se diseñó para colisionar haces de hadrones, más exactamente de protones de 7 TeV de energía, siendo su propósito principal examinar la validez y límites del Modelo Estándar, el cual es actualmente el marco teórico de la física de partículas, del que se conoce su ruptura a niveles de energía altos.
Los protones son acelerados a velocidades del 99% de la velocidad de la luz (c) y chocan entre sí en direcciones diametralmente opuestas produciendo altísimas energías (aunque a escalas subatómicas) que permitirían simular algunos eventos ocurridos durante o inmediatamente después del big bang.
El LHC se convertirá en el acelerador de partículas más grande y energético del mundo. Más de 2000 físicos de 34 países y cientos de universidades y laboratorios han participado en su construcción.
Hoy en día el colisionador se encuentra enfriándose hasta que alcance su temperatura de funcionamiento, que es de 1,9 K (2 grados por encima del cero absoluto o −271,25 °C). Los primeros haces de partículas fueron inyectados el 1 de agosto de 2008,2 el primer intento para hacer circular los haces por toda la trayectoria del colisionador se produjo el 10 de septiembre de 2008 mientras que las primeras colisiones a alta energía en principio estaban previstas para el 21 de octubre de 2008. Sin embargo, debido a una avería se produjo una fuga de helio líquido y el experimento se ha parado temporalmente. Está previsto que para la primavera de 2009 se reactiven las actividades.
Teóricamente se espera que, una vez en funcionamiento, se detecte la partícula conocida como el bosón de Higgs (a veces llamada “la partícula de Dios” ). La observación de esta partícula confirmaría las predicciones y “enlaces perdidos” del Modelo estándar de la física, pudiéndose explicar cómo adquieren las otras partículas elementales propiedades como su masa.

Verificar la existencia del bosón de Higgs sería un paso significativo en la búsqueda de una Teoría de la gran unificación, teoría que pretende unificar tres de las cuatro fuerzas fundamentales conocidas, quedando fuera de ella únicamente la gravedad. Además este bosón podría explicar por qué la gravedad es tan débil comparada con las otras tres fuerzas. Junto al bosón de Higgs también podrían producirse otras nuevas partículas que fueron predichas teóricamente, y para las que se ha planificado su búsqueda, como los strangelets, los micro agujeros negros, el monopolo magnético o las partículas supersimétricas.
El nuevo acelerador usa el túnel de 27 km de circunferencia creado para el Gran Colisionador de Electrones y Positrones (LEP en inglés).

Cómo empezó todo

Las preguntas que nos hacemos desde hace siglos -de dónde somos, hacia dónde vamos- vamos a intentar que sean corroboradas por la ciencia. El CERN, el centro europeo de investigación de física de partículas, representa la prueba más fehaciente de que hemos cambiado. Para dar respuesta a las preguntas más profundas, incluso a las más especulativas, necesitamos pruebas. ¿Cómo se originó la materia? ¿Qué partícula fundamental transporta la fuerza de la gravedad? ¿Por qué es esta tan débil comparada con otras fuerzas como la electromagnética?
Hemos ido hasta Ginebra para ver de cerca la máquina -el LHC- más asombrosa que han creado los científicos para responder a las preguntas que nos hacemos desde tiempos inmemoriales.

En esta emisión, Eduard Punset ha entrevistado a Luis Álvarez Gaumé, director del departamento de física teórica del CERN, y a John Ellis, también físico teórico del mismo departamento.
El Gran Colisionador de Hadrones (en inglés Large Hadron Collider o LHC, siglas por las que es generalmente conocido) es un acelerador de partículas (o acelerador y colisionador de partículas) ubicado en la actualmente denominada Organización Europea para la Investigación Nuclear (la sigla es la del antiguo nombre en francés de tal institución: Conseil Européen pour la Recherche Nucléaire, CERN), cerca de Ginebra, en la frontera franco-suiza.
El LHC se diseñó para colisionar haces de hadrones, más exactamente de protones de 7 TeV de energía, siendo su propósito principal examinar la validez y límites del Modelo Estándar, el cual es actualmente el marco teórico de la física de partículas, del que se conoce su ruptura a niveles de energía altos.
Los protones son acelerados a velocidades del 99% de la velocidad de la luz (c) y chocan entre sí en direcciones diametralmente opuestas produciendo altísimas energías (aunque a escalas subatómicas) que permitirían simular algunos eventos ocurridos durante o inmediatamente después del big bang.
El LHC se convertirá en el acelerador de partículas más grande y energético del mundo. Más de 2000 físicos de 34 países y cientos de universidades y laboratorios han participado en su construcción.
Hoy en día el colisionador se encuentra enfriándose hasta que alcance su temperatura de funcionamiento, que es de 1,9 K (2 grados por encima del cero absoluto o −271,25 °C). Los primeros haces de partículas fueron inyectados el 1 de agosto de 2008,2 el primer intento para hacer circular los haces por toda la trayectoria del colisionador se produjo el 10 de septiembre de 2008 mientras que las primeras colisiones a alta energía en principio estaban previstas para el 21 de octubre de 2008. Sin embargo, debido a una avería se produjo una fuga de helio líquido y el experimento se ha parado temporalmente. Está previsto que para la primavera de 2009 se reactiven las actividades.
Teóricamente se espera que, una vez en funcionamiento, se detecte la partícula conocida como el bosón de Higgs (a veces llamada “la partícula de Dios” ). La observación de esta partícula confirmaría las predicciones y “enlaces perdidos” del Modelo estándar de la física, pudiéndose explicar cómo adquieren las otras partículas elementales propiedades como su masa.

Redes Eduard Punset hay otras dimensiones.

Todos somos atomos (REDES 426)

Casi siempre que aparecen noticias de la física de hoy en día, se refieren al Gran Colisionador de Hadrones, lo que quizás sea el experimento más importante de la física actual y el aparato más grande y complejo que los seres humanos hayan construido. Mejor conocido por las siglas inglesas LHC, es el más nuevo y más poderoso colisionador de partículas, un tipo de máquina que crea choques entre partículas microscópicas como protones. Construido por el CERN, una organización internacional de diez mil científicos de cientos de universidades de todas las partes del mundo, el aparato en sí mismo es un túnel grandísimo construido bajo tierra. Forma un círculo de veintisiete kilómetros de diámetro que atraviesa la frontera entre Francia y Suiza. Usando imanes grandísimos acelerará partículas alrededor del círculo muchas veces hasta que alcancen casi la velocidad de la luz. De repente, estas partículas sumamente energéticas chocarán y explotarán en una fuente de partículas nuevas. Después de diez años de construcción y billones de euros, el aparato casi está listo para los experimentos. Se practicó una prueba el otoño pasado pero después de un error grave la operación se ha parado para realizar reparaciones hasta septiembre.

La pregunta obvia es ¿por qué hemos construido un dispositivo de tales dimensiones? Estos colisionadores son las mejores herramientas para muchos experimentos actuales porque pueden buscar y medir partículas demasiado pequeñas y rápidas para verse por otros métodos, como los microscopios. La meta principal de la física hoy en día es describir todos los fenómenos del universo desde el punto de vista de partículas, porque son los componentes fundamentales del mundo. Para encontrar y medir partículas nuevas necesitamos colisionadores más grandes capaces de producir choques más poderosos. Este colisionador tiene varias metas, incluyendo la búsqueda de materia oscura, energía oscura y dimensiones escondidas, pero lo más importante es el descubrimiento del bosón de Higgs, el origen de la masa.

Esta partícula importantísima proporcionaría una prueba del Modelo Estándar, la teoría física más entera. Este modelo predice que el fenómeno de masa proviene de un campo que existe en todas partes. Este campo estaría compuesto de bosones de Higgs como el mar lo está de gotas de agua. Si existe, interactuaría con la materia en diferentes maneras. Las partículas que interactuaran más con el campo pesarían más. Por ejemplo, el enorme protón experimentaría mucha resistencia al campo como un pez en un lago de melaza. El electrón pequeño lo experimentaría como el nadador en el agua y el fotón sin masa se movería por el campo como un ave en el aire. Si el colisionador encuentra el bosón de Higgs, apoyaría mucho esta teoría y ayudaría al progreso de otras teorías más ambiciosas. Si no se encuentra, significaría que nuestra noción básica de física tiene problemas graves…[]

Via lasemana.eu

En 1963, los físicos estadounidenses Murray Gell-Mann y George Zweig propusieron la teoría de que los hadrones son en realidad combinaciones de otras partículas elementales llamadas quarks, cuyas interacciones son transmitidas por gluones, la partícula responsable de la interacción fuerte, y que consigue unir a los quarks para formar las partículas ya comentadas. Esta es la teoría subyacente de las investigaciones actuales, y se la suele denominar con el nombre de Modelo Estándar.

 

Relacionados:

¿Y si la ‘partícula de Dios’ nunca ha existido?

Energía nuclear híbrida

La partícula que salvó el mundo

El CERN lanza una web de Juegos

Viaje en el tiempo Ronald Mallet

Redes “Más allá del átomo”

Segun la web oficial del CERN el LHC no volverá a funcionar hasta septiembre

Físicos de todo el mundo examinan en Valencia los últimos avances sobre las teorías cuánticas efectivas

Los agujeros negros llegaron antes que las galaxias

Energía oscura, el acelerador cósmico

CERN LHC

El viejo acelerador Tevatron se resiste a jubilarse

Buscan dimensiones extra con un simulador de agujeros negros

El día que no se acabó el mundo

Sun Microsystems y el PIC crean en barcelona un Centro de Referencia en almacenamiento masivo de datos científicos

Albert Einstein Biografia

Un ejército de ordenadores científicos analizará datos del acelerador de partículas

El director del IFCA, Francisco Matorras, asiste a la inauguración de los medios de computación del acelerador de partículas LHC en el CERN

¿El LHC revolucionará también Internet?

Articulos relacionados en http://science.portalhispanos.com

  • Catedrales de la ciencia – 50 años del CERN y Horizon – El experimento de los 6000 millones de dólares
  • Fisica
  • Astrofisica
  • Anuncios

    4 Respuestas a “El caza-científicos llegó a Colombia

    1. Pingback: El LHC funcionará a medio rendimiento hasta 2011 « Portalhispano's Weblog

    2. Pingback: LHC a medio gas hasta el 2011

    3. Pingback: Viaje a las entrañas del Gran Colisionador de Hadrones

    4. martin jaramillo

      En un futuro, no muy lejano, sabremos que:
      Los agujeros negros no son eternos.
      Todos los agujeros negros explotan.
      Las explosiones cósmicas hacen parte del proceso cíclico del reciclaje energético: la gravedad concentra masa y las explosiones la dispersan e impulsan los movimientos inerciales y orbitales.
      Las explosiones de rayos gama son también consecuencia de las explosiones de agujeros negros.
      No existen realidades ni universos paralelos.
      La realidad existe independientemente del sujeto-observador.
      Las partículas elementales vibran dentro y fuera de los átomos o giran alrededor del núcleo atómico como los electrones, y cuando salen del átomo se desplazan con un movimiento compuesto, que combina de un lado su vibración o giro con su desplazamiento lineal, lo que da como resultado un movimiento ondulatorio, (es como estirar una espiral).
      El universo crece a la velocidad de la luz.
      La energía materia se reproduce.
      La energía se crea y se recicla.
      El tiempo es eterno.
      El tiempo y el espacio son distintos.
      No existen sino tres dimensiones espaciales.
      El espacio es infinito, tridimensional e indeformable.
      La energía oscura es la materia prima de la materia visible.
      No existe la energía oscura.
      El universo se expande aceleradamente porque gira sobre si mismo.
      La expansión acelerada del Universo deja sin piso las creencias en el Big-bang.
      El fondo cósmico de microondas no es el eco del big-bang sino la energía degradada.
      El Universo es mucho más grande de lo que siempre se ha creído.
      El universo visible por nosotros es solo una parte del universo que emite radiaciones electromagnéticas.
      Solo podemos detectar la radiación electromagnética que viene hacia nosotros, ya sea en forma directa o reflejada, y la cual es emitida por la materia conocida y nunca podremos tener información de la emisiones restantes, de las que viajan en sentido contrario, alejándose de nosotros a la velocidad de la luz y que también son universo, pero es esa gran parte del universo, de la que nunca podremos saber nada. Las emisiones electromagnéticas de la materia conocida se irradian tridimensionalmente por el espacio tridimensional e infinito.
      No habrá ni muertes térmicas ni desgarres.
      La velocidad de la luz no es constante ni en el vacio.
      Ver artículo completo:
      http://www.articuloz.com/ciencia-articulos/teoria-optimista-sobre-el-universo-1044310.html
      martinjaramilloperez@gmail.com

    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s