El sector cultural pide desconectar a los 4.500 internautas más piratas


Solo se actuará contra el resto de usuarios si las descargas no se reducen un 70% en el primer año

• Gestores de derechos de autor y operadoras se centran en las webs que permiten intercambios.

zp-encantado-de-su-vida1

Un año después de que se sentaran a negociar por vez primera en la misma mesa, el sector cultural y las operadoras han llegado a un acuerdo que abarca el 95% de cómo regular el intercambio no autorizado de música, películas y videojuegos. En el 5% restante, sin embargo, reside la parte más controvertida de un plan que, más que en los internautas, se centra en la persecución de las webs que permiten las descargas. La fricción se halla en el modo de actuar contra los usuarios más piratas, aquellos que ponen a disposición de la red la gran mayoría de las primeras copias de las obras protegidas por los derechos de autor, y aquí los proveedores se inclinan por la sanción económica, mientras que la industria audiovisual aboga por algo más drástico: la desconexión para los llamados “primeros difusores”, que durante los seis últimos meses han sido identificados y contados. Son 4.500.

“Se trata de hacer algo proporcional al efecto que buscamos –explican fuentes del sector cultural, representado por la llamada Coalición de Creadores e Industrias de Contenidos–. No tendría sentido desconectar a decenas de miles de usuarios”. El esquema de Francia, impulsado por su presidente, Nicolas Sarkozy, no se aplicará en España. Allí se prevé emitir 10.000 notificaciones al día para los internautas cazados en plena descarga. Aquí será otra cosa.

TRES TIPOS
Los operadores como Telefónica, Ono u Orange, agrupados en Redtel, y la Coalición, de la que forman parte la SGAE y Promusicae, se centran, después de que el Gobierno dejara en sus manos la regulación de las descargas, en los que suben archivos a la red, no en quienes los bajan. En la oferta, no en la demanda. Distinguen entre tres tipos de internautas que intercambian: los “primeros difusores”, esos 4.500 responsables de que la mayoría de contenidos estén disponibles en la red; los “usuarios masivos”, cifrados en 60.000 y definidos como quienes ponen a disposición de manera reiterada y permanente un número relevante de obras; y los “usuarios comunes”, aquellos que hacen lo mismo pero de forma esporádica y solo para su propio disfrute. Ocho millones de españoles se descargan canciones y vídeos.
Durante el primer año de aplicación de este plan, la industria cultural quiere que, tras tres advertencias y durante un tiempo de hasta seis meses, los “primeros difusores” se queden sin conexión a internet. A los 60.000 “usuarios masivos” se les notificará cuando sean detectados, pero solo se planteará el corte de su acceso a la red si se cumple este requisito: que hayan pasado 12 meses desde la entrada en vigor del sistema y las vulneraciones de los derechos de propiedad intelectual no se hayan reducido en España un 70%…[]

Fuente http://www.elperiodico.com/

No somos defensores del pirateo , pero si al final cortan , petan los P2P, siginifica eso ¿que no vamos a poder bajarnos una ISO de linux , por poner un ejemplo, con Torrent ?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s