El CSN oculta su ‘sí’ a Garoña hasta después de las elecciones


El árbitro del sector atómico propone que la central nuclear burgalesa, inaugurada en 1971, siga operando hasta 2019. El informe fue aprobado por unanimidad y no será hecho público hasta el lunes, aunque se filtró este viernes

El Pleno del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) respaldó esta tarde por unanimidad la renovación por otros 10 años de la central burgalesa de Santa María de Garoña, inaugurada en 1971. La prórroga, que todavía puede ser tumbada por el Gobierno ya que no es vinculante, será “condicionada, como todas las prórrogas”, según explica un consejero del CSN a Público.

La propietaria de la planta atómica, Nuclenor, participada al 50% por Endesa e Iberdrola, tendrá que introducir “muchas mejoras de seguridad”, como la sustitución de kilómetros de cables del sistema eléctrico, “para evitar incendios”, y la purificación de la atmósfera de la sala de control del reactor.

Las mismas fuentes indican que la central ya ha incorporado algunas de estas modernizaciones, exigidas a los nuevos reactores que se están diseñando actualmente en los EEUU, y procederá a poner en marcha el resto de medidas en la próxima parada para recargar combustible de uranio. “Si alguien visita ahora Garoña, nunca pensaría que se construyó hace 40 años”, comenta el consejero.

El Gobierno, a través de la ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, hizo este mediodía un llamamiento a la “tranquilidad” tras el Consejo de Ministros y aseguró que los periodistas, y por lo tanto los ciudadanos, conocerían el veredicto del CSN sobre la central “en tiempo real, casi al mismo tiempo que el Gobierno”. No fue así.

El Pleno del CSN comenzó tarde, a las 11:00, y terminó pronto, sobre las 17:00. Antes de las 17:30, el organismo, árbitro del sector atómico en España, había enviado su informe favorable al Ministerio de Industria, unas horas antes de que expirara el plazo marcado por la ley. Sin embargo, los consejeros acordaron retrasar la publicación de su dictamen hasta el lunes, tras las elecciones al Parlamento Europeo…

Fuente www.publico.es

  • El informe no es vinculante para el Gobierno.
  • Éste será quién finalmente decida sobre la renovación de la licencia.
  • La central es la más antigua de las ahora activas en España
  • El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) ha dado su visto bueno por unanimidad a la renovación de la autorización de explotación de la central nuclear de Garoña, en Burgos. El informe concluído este viernes, que no es vinculante para el Gobierno, avala la renovación de los permisos para los próximos 10 años, en concreto hasta el 5 de julio de 2019. La decisión sobre la continuidad de la central nuclear, no obstante, será tomada por el Ejecutivo.

    La prórroga “limitada” del funcionamiento de la central burgalesa podría seguir un esquema similar a la de Almonacid de Zorita

    El informe, sin embargo, no se dará a conocer por completo hasta el próximo lunes. Asimismo, el CSN ha informado de que, cumpliendo el plazo legal, el informe ha sido registrado en el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, y de que el 8 de junio entregará el citado documento en mano al ministro Miguel Sebastián.

    La prórroga “limitada” del funcionamiento de la central burgalesa podría seguir un esquema similar al de la central José Cabrera, en Almonacid de Zorita (Guadalajara), que cerró en 2006.

    Dentro del Gobierno y de las filas socialistas no existe una posición unánime a favor o en contra de prorrogar la vida útil de las centrales nucleares que están actualmente operativas en España.

    La única manera de garantizar al cien por cien que la central no suponga un riesgo para las personas es cerrándola

    La central nuclear de Garoña está en funcionamiento desde 1970. La empresa titular de la central nuclear (Nuclenor) presentó el 3 de julio de 2006 la solicitud de renovación del permiso de explotación para otros diez años.

    Tras conocerse el sentido del dictamen del Consejo de Seguridad Nuclear han comenzado a sucederse algunas reacciones; entre ellas, la del diputado del PNV por Álava Emilio Olabarría, quien se ha mostrado convencido de que “la única manera de garantizar al cien por cien que la central no suponga un riesgo para las personas es cerrándola“.

    Fuente www.20minutos.es

    La central nuclear Santa María de Garoña es una central nuclear de generación eléctrica del tipo BWR que tiene una potencia instalada de 460 MW. Es la central nuclear en activo más antigua de España. Situada en Santa María de Garoña (Burgos, España) fue inaugurada en 1970 y está previsto que funcione hasta 2009.

    Si observas te das cuenta que al menos esta central , aunque en españa son casi todas , tiene casi 40 años.
    Su construccion es de las de 1º generación antiquisima e insegura , las probabilidades de fallos , bueno ya ves 9 este año , si el gobierno no la cierra ya mismo , es que en serio manda huevos …
    Y no se puede decir mas , solo darlo a conocer con un unico fin , que no nos engañen.
    Tuvo en concreto un fallo en la refrigeración que si por algun motivo las barras de grafito que se encargan de neutralizar y controlar el bombardeo de neutrones que son la base de la reaccion controlada, la hubieran descontrolado e imposibilitado su parada de emergencia , algo similar a lo ocurrido en Chernobil…
    El problema de las centrales es siempre el mismo , calentamiento del nucleo por fallo en los sistemas de refrigeración y posible fallo en los sistemas de parada de emergencia , eso seria una catastrofe.
    Si a esto le sumamos fallos de menor importancia..relativa como continuas fugas por rotura dado que todo o casi todo esta viejo y absoleto .. bueno solo decir que en esa central es una loteria y si sigue en marcha , el riesgo que genera es altisimo…etc etc etc

    Su diseño corresponde al de centrales de primera generación, anteriores al accidente nuclear de Three Mile Island. El reactor, del tipo BWR-3 (BWR corresponde a Boiling Water Reactor -reactor de agua en ebullición-) utiliza uranio enriquecido para la generación de calor. Este calor eleva la temperatura del agua, que hierve, se vaporiza y mueve las tres turbinas generadoras de electricidad. Este reactor fue diseñado y suministrado por la empresa estadounidense General Electric

    Al igual que en el reactor de agua a presión, el núcleo de los reactores BWR continua generando calor debido a la radiactividad después de que las reacciones de fisión hayan parado, haciendo posible la fusión del núcleo en el caso de que todos los sistemas de seguridad fallaran y el núcleo no recibiera refrigerante. Como el PWR, el reactor de agua en ebullición posee un coeficiente de vacío (o de huecos) negativo, esto es, la potencia generada disminuye a medida que la proporción de vapor con respecto a la de agua en el núcleo del reactor aumenta. No obstante, al contrario que el PWR que no posee una fase de vapor en el núcleo del reactor, un incremento en la presión del vapor (causada, por ejemplo, por la obstrucción de la circulación de vapor desde el reactor) tendrá como resultado una disminución súbita de proporción de vapor con respecto al agua en el interior del reactor.

    Este aumento de agua llevará a una mayor moderación de neutrones y, en consecuencia, a un aumento de la potencia de salida del reactor. A causa de este efecto en los BWRs, los componentes de trabajo y sistemas de seguridad están diseñados para ningún posible fallo pueda causar un aumento de presión y potencia más allá de la capacidad de los sistemas de seguridad para parar el reactor antes de que se puedan provocar daños al combustible o a los componentes que contienen el refrigerante.

    Las barras de control se han de introducir desde abajo, y por tanto no podrían caer dentro del reactor por su propio peso en caso de una pérdida total de la potencia (en la mayoría de los demás tipos de reactores las barras de control están suspendidas por electroimanes, de tal manera que si hay una pérdida total de potencia estas caerían por su propio peso).

    Relacionados:

    Chernobyl “La noche del fin del mundo”

    Chooz, la central indesmontable

    Videoactivismo Greenpeace

    Faros nucleares abandonados en el ártico ruso

    Greenpeace presenta un plan para un futuro energético sostenible en el mundo

    Chernobyl. Desastre Nuclear.¿Podemos vivir aqui?

    Anuncios

    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s