Preparando la próxima visita a la luna


La agencia espacial de Estados Unidos (NASA) lanzó dos misiones a la luna que prepararán el regreso del hombre a la superficie del satélite.
Se trata del Orbitador de Reconocimiento Lunar (LRO) y el Satélite de Detección y Observación de Cráteres Lunares (LCROSS).

Se espera que los datos que reúna el LRO sirvan para ayudar a los expertos de la NASA a seleccionar los mejores sitios para alunizaje y exploración en futuras misiones de astronautas en el satélite.

Y la misión de observación de cráteres disparará un cohete contra la superficie lunar para buscar evidencia de agua en la columna de escombros causada por la explosión.

Datos precisos
El LRO pasará al menos un año en la órbita polar baja de la luna, a una altitud de cerca de 50 kilómetros sobre la superficie lunar.

Durante este tiempo sus siete instrumentos buscarán lugares seguros para alunizar, localizarán recursos potenciales y recolectarán información sobre la radiación del medio medio ambiente.

“Junto con el ejército de misiones internacionales que han despegado en los últimos años y todavía están en órbita, esta misión realmente colocará a la luna en un nuevo nivel de entendimiento” dijo a la BBC el profesor James Head, de la Universidad Brown en Rhode Island, Estados Unidos.

El profesor Head es uno de los investigadores involucrados en uno de los instrumentos del LRO: el Altímetro Láser del Orbitador Lunar o LOLA, que producirá un modelo topográfico global preciso de la luna.

“Nosotros creamos el altímetro láser para el orbitador de Marte y éste revolucionó nuestro entendimiento de ese planeta” afirma el científico.

“Ahora éste hará lo mismo con la luna. No tenemos buenos datos topográficos cuantitativos de la luna y este instrumento va a recorrer el lugar recogiendo datos de muy alta resolución que nos ayudarán a entender la luna de forma mucho más efectiva.

“Y éste es sólo un experimento, así que la misión es muy emocionante” expresa.

Además de mapear la superficie en detalle, la misión brindará también información valiosa sobre la composición mineral del planeta, sus temperaturas globales y sus condiciones de luz.

E intentará caracterizar el ambiente de radiación lunar para poder analizar el riesgo que podrían tener los astronautas en futuras misiones.

Doble impacto

La segunda misión, el Satélite de Detección y Observación de Cráteres Lunares (LCROSS), intentará responder si existe agua en la luna, ya sea en forma de hielo o materiales hidratados.

El LCROSS consiste de dos elementos: una nave guía y un cohete Centauro de fase superior.

Después de que la nave guía lo lleve hacia una región permanentemente sombreada en el polo sur de la luna, el cohete Centauro se separará y chocará contra la luna a más de 9.000 kilómetros por hora.

El cohete de 2.200 kilos provocará una enorme columna de escombros lunares que podría elevarse hasta 50 kilómetros y se espera poder recoger unas 250 toneladas métricas de material sobre la superficie lunar.

Cuatro minutos después del impacto, la nave guía seguirá una ruta muy similar a la del cohete descendiendo por la columna de escombros y utilizará sus instrumentos para analizar el material y buscar agua congelada o vapor, hidrocarbonos y materiales hidratados.

La nave recogerá datos de forma continua hasta que también choque contra la superficie creado una segunda columna.

El impacto será observado de cerca por astrónomos que utilizarán telescopios basados en la Tierra.

Cualquier reserva natural de agua, explican los científicos, es sumamente importante para la planeación de futuras bases lunares, porque ésta puede ser dividida en hidrógeno para combustible de cohetes y oxígeno para respirar.

La NASA espera volver a enviar astronautas a la luna para el año 2020 en la primera visita del hombre al satélite desde 1972…[]

Fuente www.bbc.co.uk

NASA’s Lunar Reconnaissance Orbiter launched at 5:32 p.m. EDT aboard an Atlas V rocket from Cape Canaveral Air Force Station in Florida. The satellite will relay more information about the lunar environment than any other previous mission to the moon.

The orbiter, known as LRO, separated from the Atlas V rocket carrying it and a companion mission, the Lunar Crater Observation and Sensing Satellite. The LCROSS handoff is expected to occur in about two hours and 10 minutes.

USAF Supports NASAs Dual Lunar Exploratory Missions

CAPE CANAVERAL AIR FORCE STATION, Fla. The U.S. Air Force supported the successful launch of an Atlas V rocket carrying a pair of NASA lunar exploration spacecraft today at 5:32 p.m. (EDT) from Space Launch Complex 41.
NASA’s Lunar Reconnaissance Orbiter (LRO) and Lunar Crater Observation and Sensing Spacecraft (LCROSS) will fly to the moon atop the same Atlas V rocket, although they will use vastly different methods to study the lunar environment.
Several units across the 45th Space Wing provided vital support, including weather forecasts, media relations, launch operations and safety. The wing also provided a vast network of radar, telemetry, optical and communications instrumentation that helped facilitate a safe launch on the Eastern Range.
We are thrilled to support these lunar exploration missions, said Brig. Gen. Edward L. Bolton Jr., 45th Space Wing commander. LRO/LCROSS is leading NASA back to the moon, and our launch team is proud to be a part.

LRO is to orbit the moon, turning its suite of instruments towards the moon for thorough studies. The spacecraft also is to look for potential landing sites for astronauts.
LCROSS is to guide an empty upper stage on a collision course with a permanently shaded crater in an effort to kick up evidence of water at the moon’s poles. LCROSS itself will fly into the plume of dust left by the impact and take measurements of its properties before also colliding with the lunar surface.
The entire Atlas team is honored to be a part of such a historic mission, said Capt. Steve Engler, LRO/LCROSS Mission Lead. This missions ground breaking ceremony on the moon will set the precedent for all future moon exploration and secure our page in the history books.
The Atlas V family of Evolved Expendable Launch Vehicles (EELV) has achieved 100 percent mission success in launches from Space Launch Complex 41 at Cape Canaveral Air Force Station.
This mission marked the 15th flight of an Atlas V rocket from here and the fifth launch this year from Cape Canaveral AFS.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s