La mancha de crudo en EEUU se triplica en un día



Obama visitará hoy la zona para supervisar las labores de limpieza, muy mermadas debido al mal tiempo

El vertido de petróleo en el Golfo de México puso ayer a EEUU al borde de una de las peores catástrofes medioambientales de su historia. Varios estudios señalaron que la mancha de crudo ha triplicado su tamaño en un día y que la cantidad vertida puede ser mucho mayor de lo que se pensaba.

El presidente de EEUU, Barack Obama, tiene previsto visitar hoy la zona para supervisar los esfuerzos desplegados para combatir la catástrofe ecológica, que han disminuido debido al mal tiempo. Cuatro estados costeros han declarado ya el estado de emergencia, Misisipi, Alabama, Luisiana y Florida, mientras las nuevas estimaciones sobre la magnitud del vertido arrojaban pronósticos cada vez peores.

La marea ya ha alcanzado Luisiana y llegará el lunes a Florida

Varios expertos estiman ahora que el boquete abierto por la explosión en la plataforma Deepwater Horizon de la empresa BP podría estar vertiendo 25,000 barriles diarios y no 5.000 como se estimó en un principio, unos cuatro millones de litros.

Varios especialistas citados ayer por las agencias de noticias estadounidenses afirmaban que ya había en el mar nueve millones de galones (unos 34 millones de litros) de crudo flotando en las aguas del Golfo. Una cifra alarmante si se tiene en cuenta que el Exxon Valdez derramó en total unos 41 millones de litros de crudo tras encallar en la bahía Prince William, en Alaska en 1989.

Ian MacDonald, profesor de oceanografía de la Universidad Estatal de Florida, cifraba en 25.000 barriles diarios el continuo derrame. La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) no refutó las estimaciones.

El pozo podría estar escupiendo 25.000 barriles diarios al mar

John Amos, geólogo citado por el Wall Street Journal, consultor de varias compañías petrolíferas, aseguró que, a la vista de las imágenes de satélite, la estimación de 5.000 barriles con la que trabajaba la NOAA desde el pasado miércoles “eran bajas”.

El diario de Alabama The Mobile Press-Register publicaba ayer que una fuente confidencial de la NOAA había informado que se habían descubierto dos nuevos puntos de fuga en el conducto. “Si el tubo se sigue deteriorando, el flujo podría resultar incontrolable, y el volumen liberado podría ser de una magnitud superior a la imaginada”, afirmó el diario.

La mancha de crudo que se dirige hacia la costa impulsada por fuertes vientos ha triplicado su tamaño en un día y ya ocupa una extensión de unos 10.000 kilómetros cuadrados, similar a la de Puerto Rico.

Ayer, la Casa Blanca hizo un rápido cambio de planes y anunció que el presidente visitará el Golfo hoy por la mañana en una visita relámpago mientras desde su Gobierno se pedía prudencia. “No hay que centrarse tanto en lo que hay ahí fuera”, decía la almirante de la guardia costera, Mary Landry. “Las estimaciones son muy, muy imprecisas”, afirmó el jefe de operaciones de BP, Doug Suttles.

La marea negra alcanzó ayer por tramos las puntas del delta del Misisipi y se esperaque el lunes alcance Misisipi y Florida.

El gobernador de Alabama, Bob Riley, se estaba preparando para lo peor. “Espero que podamos hablar pronto de esto en tiempo pasado, pero por si acaso nos estamos preparando y vamos a poner barreras” para evitar que llegue el derrame, dijo Riley.

En Luisiana, sus responasables pedían más acción por parte de la petrolera. “Estoy preocupado porque los recursos de BP no son los adecuados”, dijo el gobernador del estado, Bobby Jindal. “Les pido más ayuda y también del gobierno federal”. Para tratar de salvar el delicado ecosistema de las marismas, que alberga a cientos de especies únicas, se ha desviado agua del río Misisipi estaba siendo hacia la embocadura del delta en un intento por hacer retroceder parte del petróleo.

Malos pronósticos

Las perspectivas no son buenas. El Departamento de Interior estima que se tardarán 90 días en tapar el agujero. Su secretario, Ken Salazar, ha pedido, a través del American Petroleum Institute, que la industria aporte ideas de posibles soluciones.

El problema es que nunca se ha producido un accidente de este tipo. La propia BP, en un informe fechado en 2009, estimaba que una explosión como la ocurrida en Deep Water Horizon era “virtualmente imposible”. De hecho siguen sin conocerse las causas del suceso, lo que ha dificultado aún más los esfuerzos para colmar la brecha submarina.

British Petroleum seguía intentando obstruir el boquete con un container que permitiría recuperar el crudo que sale a borbotones. La petrolera tenía previsto cavar otro pozo paralelo al de la plataforma destruida pero estimó que tardaría al menos tres meses en llevar a cabo la operación.

El Departamento de Defensa ha enviado a la zona dos grandes buques militares para rociar la marea negra de productos químicos para dispersarla.

La meteorología no acompaña. Vientos intensos y olas de gran altura amenazaban ayer con frustrar los esfuerzos por impedir el avance de la marea. El Servicio Meteorológico Nacional pronosticó un aumento de los vientos y de las mareas con olas que empujarán el petróleo al interior de las pequeñas bahías del sudeste de Luisiana.

Además, los vientos podrían aumentar la altura de las olas a lo que se sumaría la probabilidad de tormentas eléctricas en toda la región.

Tom McKenzie, portavoz del Servicio de Pesca y Vida Salvaje de EEUU, aseguró que era posible que las olas volvieran inútiles las barreras flotantes que ya se han instalado a poca distancia de las costas.

En medio del caos, han empezado las acusaciones. BP ha responsabilizado a la empresa que gestionaba la plataforma petrolífera, Transocean, de lo ocurrido. Otra compañía, la tristemente famosa Halliburton, también tendría algo que ver con el suceso puesto que el accidente ocurrió cuando efectuada unas operaciones en la plataforma al tratar de “cimentar” el pozo de petróleo. Halliburton lo ha negado.

Pero la guardia costera también podría tener su parte de culpa. Puesto que esperó hasta el jueves pasado para declarar el derrame “de importancia nacional” y movilizar sus recursos. En su defensa, los responsables han argumentado que estaban listos pero que la petrolera no les informó de la magnitud del desastre.

En todo caso, según una ley que se aprobó después de la catástrofe del Exxon Valdez, BP será responsable de sufragar todos los costes de las operaciones. La agencia de evaluación financiera Fitch Ratings estimaba que la limpieza de la marea negra podría costar hasta 3.000 millones de dólares (unos 2.700 millones de euros).

Un accidente así era imposible,dice BP

Un análisis sobre el impacto ambiental de la plataforma petrolífera ‘Deepwater Horizon’ enviado por la petrolera BP al Gobierno de EEUU en 2009 aseguraba que un accidente que pudiese dañar el litoral, las costas y la fauna de los estados del Golfo de México era muy poco probable o imposible, informa AP.

El documento señalaba que, aunque un hipotético vertido podría causar daños leves, “la distancia de la plataforma a la costa (77 kilómetros) y los mecanismos de respuesta aseguran que no habrá impactos significativos”. El vertido ocasionado a raíz de una explosión en la que murieron 11 personas ha cambiado radicalmente ese pronóstico y ha puesto en evidencia los mecanismos de reacción de la compañía. “No habíamos visto nunca una explosión a estas profundidades [unos 1.500 metros]”, explicaba un portavoz de la empresa.
El Gobierno de EEUU ha repetido hasta la saciedad que BP es la única responsable del accidente y tendrá que hacer frente a todos sus costes. Mientras las denuncias del importante sector pesquero que faena en el Golfo de México se acumulan, la empresa ha anunciado que este fin de semana comenzará a trabajar en un nuevo plan para tapar el escape de crudo. Para ello realizará otro pozo que corte de forma perpendicular al primero y después inyectará cemento para taponarlo. La maniobra podría llevar meses, por lo que la empresa intentará también taponar el vertido de forma provisional con grandes contenedores y succionar el crudo desde el exterior.

www.publico.es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s