El Observatorio de Dinámica Solar detecta una erupción masiva y lluvias abrasadoras


La NASA presenta impresionantes fotogramas de la actividad solar, en la que se observa, con un detalle sin precedentes, cómo enormes cantidades de plasma se levantan para luego caer, lentamente, de vuelta sobre la superficie solar.

Hace apenas una semana, un grupo de científicos que trabaja con el nuevo Observatorio de Dinámica Solar (Solar Dynamics Observatory ó SDO, en idioma inglés), de la NASA, dio a conocer las más asombrosas películas del Sol, mostrando aspectos que nadie había visto nunca. Y ahora lo hace de nuevo.

“El SDO acaba de observar una erupción masiva en el Sol —una de las más grandes en años”, dice Lika Guhathakurta, de las Oficinas Centrales de la NASA, en Washington, DC. “Los fotogramas no sólo son espectaculares, sino que además podrían ayudar a resolver un antiguo misterio de la física solar”.

Karel Schrijver, del Laboratorio Solar y de Astrofísica Lockheed Martin (Lockheed Martin’s Solar and Astrophysics Lab, en idioma inglés), es la organización que dirige este análisis. “Podemos ver mil millones de toneladas de plasma magnetizado cuando es lanzado hacia el espacio mientras que residuos de la explosión caen de vuelta sobre la superficie del Sol. Estos son, por ahora, los mejores datos que jamás hemos tenido”.

Un filamento magnético en erupción, observado el 19 de abril. El objeto negro con apariencia de “cabello” es una mota de polvo en el detector de la cámara CCD. Crédito: SDO/AIA. Películas de 25 MB en formato Quicktime: acercamiento o disco completo.

La película, que fue grabada el 19 de abril, muestra cuatro horas de tiempo real y más de 100.000 km de espacio lineal. “Es enorme”, dice Schrijver. Y, efectivamente, el planeta Tierra completo podría caber entre las serpentinas de plasma, y aún sobraría algo de espacio.

Los astrónomos han visto erupciones como esta antes, pero raramente tan grandes y nunca en un detalle tan elocuente. Como el miembro del equipo científico, Alan Title, de Lockheed Martin, mencionó la semana pasada durante una conferencia de prensa: “ningún otro telescopio se acerca siquiera a la combinación de resolución espectral, temporal y espacial del SDO”.

Schrijver dice que su parte favorita de la película es la lluvia coronal. “Se ven glóbulos de plasma cayendo hacia la superficie del Sol, formando salpicaduras brillantes cuando caen”, explica. “Este es un fenómeno que yo he estado estudiando durante años”.

La lluvia coronal ha sido un misterio durante mucho tiempo. No es sorprendente que el plasma caiga de regreso al Sol. Después de todo, la gravedad solar es muy fuerte. Lo misterioso de la lluvia coronal es cuán lento parece caer. “La gravedad del Sol debería tirar el material hacia abajo mucho más rápidamente de lo que se mueve en realidad. ¿Qué es lo que hace que sea tan lento?”, se pregunta el científico.
Por primera vez, el SDO da una respuesta.

“La lluvia parece ser levantada por un ‘almohadón’ de gas caliente”, dice Schrijver. “Los observatorios que usamos antes no pudieron verlo, pero allí está”.

Una de las características más novedosas del SDO es su detección de las temperaturas. Usando un conjunto de telescopios ultravioletas llamado Generador de Imágenes Atmosféricas (Atmospheric Imaging Assembly ó AIA, en idioma inglés), el observatorio puede medir remotamente la temperatura del gas en la atmósfera del Sol. La lluvia coronal parece ser relativamente fría —”apenas” 60.000 Kelvin. Cuendo la lluvia cae, es soportada parcialmente desde abajo por un almohadón de material mucho más caliente, entre 1 millón y 2 millones 200 mil Kelvin.

Una película de la erupción, con colores codificados para la temperatura. Los colores rojos y anaranjados indican material frío (60.000 a 80.000 K); los colores azules y verdes indican zonas calientes (1 millón a 2 millones 200 mil K). El objeto negro con forma de “cabello” es una mota de polvo situada en el detector de la cámara. Crédito: SDO/AIA.  Película de 25 MB en formato Quicktime.

“Se puede ver el gas caliente en la película con colores codificados para la temperatura”, dice Schrijver. “El material más frío aparece en colores rojizos, mientras que el material más caliente se muestra en tonos azul-verdosos. El gas caliente efectivamente ralentiza el descenso de la lluvia coronal”.

Dick Fisher, jefe de la División de Heliofísica de la NASA, en Washington, DC, ha estado trabajando en física solar durante casi cuarenta años. “En todo ese tiempo”, dice, “nunca había visto imágenes como ésta”.

http://ciencia.nasa.gov

Related:


Observatorio de Dinámica Solar (Solar Dynamics Observatory)
—Portal.

“Primera Luz” para el Observatorio de Dinámica Solar —(Ciencia@NASA)

Observatorio de Dinámica Solar: La misión del “Sol variable” —(Ciencia@NASA)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s