Un cachalote prehistórico medía 17 metros


Vivió hace 13 millones de años y era el mayor carnívoro marino de su época

Si la historia del capitán Ahab, el ballenero que persiguió incansablemente a la gran ballena blanca de ficción Moby Dick, se hubiera desarrollado hace 13 millones de años, durante el Mioceno medio, el objeto de su deseo habría podido ser el Leviathan melvillei, un gigante cachalote ancestral cuyos restos fósiles se describen en un artículo publicado hoy en la revista Nature.

En el Cerro Colorado del desierto de Ica (Perú), un equipo de científicos, liderados por investigadores holandeses, ha descubierto los restos de un cráneo perteneciente a un ejemplar de esta nueva especie, que pudo llegar a medir hasta 17,5 metros. El melvillei ha recibido este nombre en honor al Leviatán, un monstruo marino mitológico, y al autor de la novela Moby Dick, Herman Melville.

La mayor mordedura

El fósil hallado contiene el 75% del cráneo del animal, cuya cabeza medía unos tres metros de largo y casi dos metros de ancho. Los dientes que se conservan alcanzan una longitud de 36,2 centímetros. Combinados con el tamaño de la mandíbula, el artículo afirma que el melvillei tenía “una de las mordeduras más grandes de los animales vertebrados y la mayor de los tetrápodos” (esta categoría incluye a anfibios, reptiles, mamíferos y aves, pero no a peces).

Las dimensiones de este animal lo libraron de la atención de otros depredadores. En su lugar, los investigadores consideran que el melvillei fue el mayor carnívoro marino de su época, puesto que se alimentaba de otras ballenas de tamaño medio. Esta dieta le proveía de las grandes cantidades de grasa que necesitaba para satisfacer la demanda calórica de un enorme depredador acuático de sangre caliente.

Según los autores, el papel ecológico de este mamífero equivalía al de las orcas actuales (Orcinus orca), y su presencia tuvo un gran impacto tanto en la estructura de las comunidades marinas del Mioceno como en la cadena alimenticia.

http://www.publico.es

http://www.nature.com/nature/videoarchive/jawsofleviathan/index.html

Leviathan melvillei es un género y especie extinto de ballena, conocido por un único ejemplar encontrado en lo que ahora es Perú. Se encontró en el desierto de Pisco-Ica, en rocas de hace 12-13 millones de años (Mioceno). Se han encontrado restos fósiles del 75% del cráneo y grandes fragmentos de los maxilares, así como varios dientes (los mayores medían 36 cm de longitud, mucho más que el actual cachalote). Su cráneo medía unos 3 metros de largo y la longitud total debió ser de 13.5 – 17.5 metros. La ballena más parecida a Leviathan melvillei es el cachalote, aunque es diferente al tener dientes en ambos maxilares. Se supone que era un predador agresivo.

El nombre específico se puso en honor al autor de Moby-Dick, Herman Melville. El fósil pertenece a la colección del Museo de Historia Natural de Lima, Perú.

Un grupo de científicos descubrió la dentadura gigante de una ballena extinta de unos 12 millones o 13 millones de años de antigüedad, en el desierto de Pisco, en el departamento de Ica, al sur de Lima, según una publicación de la revista Nature.

PERU– Un equipo de paleontólogos ha descubierto en nuestro pais el cráneo y los dientes fosilizados de un gigantesco antepasado de los cachalotes modernos. Sus impresionantes dientes, de 36 centímetros de largo y 12 centímetros de diámetro, eran capaces de triturar a otras ballenas que vivían en aquella época.

El terrorífico depredador ha sido bautizado como ‘Leviathan melvillei’, en homenaje tanto al diabólico monstruo marino del Antiguo Testamento, como a Herman Melville, autor de la mítica novela ‘Moby Dick’.

Los restos de este espectacular animal prehistórico se encontraron hace ya dos años, en 2008, cuando el profesor Klass Post, experto en fósiles de mamíferos del Museo de Historia Natural de Rotterdam, los halló durante una breve expedición en el desierto de Pisco-Ica, al sureste de Perú.

Casi en la superficie, encontraron largos fragmentos de su cráneo, así como la mandíbula inferior y algunos de sus enormes dientes, todo ello en un sorprendente estado de conservación. Tal era su tamaño que en un principio los científicos pensaron que se trataba de colmillos de elefante.

Tras analizar el hallazgo, que se publica en la revista Nature, quedó claro que se trataba de una nueva especie de ballena prehistórica que debía tener unas dimensiones colosales. Su cráneo, que tiene tres metros de largo, ha permitido recrear un ejemplar de cachalote que debió medir entre 13 y 18 metros de longitud.

Nueve de los dientes se encontraban a cada lado del cráneo y 11 en su mandíbula inferior. Dadas sus dimensiones, debía ser un depredador voraz. En su artículo, los descubridores mantienen que debía alimentarse comiendo abundantemente y que sus presas favoritas seguramente serían las ballenas barbudas, que aún existen, dado que tienen una nutritiva capa de grasa que bien podría bastar para llenar el estómago del ‘Leviatán’.

Una respuesta a “Un cachalote prehistórico medía 17 metros

  1. hola señores me encantan estas cosas e investigar lo que paso a hace millones de años atrás o lo que existió como este animal. me encanta saber la historia. cuando sea grande quiero ser arqueóloga. tengo tan solo 13 años.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s