Júpiter recupera una banda


La franja sur del planeta, que desapareció misteriosamente durante siete meses, ha regresado de repente

El pasado mes de mayo, el aspecto de Júpiter cambió drásticamente. De repente, el planeta había perdido una de sus características bandas, dejando su mitad sur en blanco. Entonces, los científicos no estaban seguros de qué es lo que había provocado el extraño fenómeno, aunque suponían que las causas tenían que ver con la climatología de este particular mundo del Sistema Solar, sus vientos y la química de las nubes. Desde hace unos días, la franja ha reaparecido. Al principio de forma sutil, pero ahora ya ostensiblemente.
El aspecto de Júpiter se caracteriza por dos bandas oscuras en su atmósfera, una en el hemisferio norte y otra en el sur. Se trata de unos cinturones marrones descubiertos en 1896 por el astrónomo aficionado británico A.S. Williams, que delimitan un sistema de corrientes de viento, generalmente de gran intensidad.
La pasada primavera, fueron también astrónomos aficionados los que se dieron cuenta de que algo había cambiado en la faz del planeta. El cinturón ecuatorial sur se había esfumado sin dejar rastro, una desaparición que ya había ocurrido dos veces antes. En 1973, la nave de la NASA Pioneer 10 tomó unas imágenes muy cercanas del planeta en las que no existía la franja. Lo mismo ocurrió en los 90. Los científicos creen que la banda desaparece cuando se forman nubes blanquecinas en su parte superior, lo que bloquea la visión, aunque no está muy claro por qué ocurre.

Cada vez más brillante

La recuperación de esta banda ecuatorial sur de Júpiter comenzó el 12 de noviembre. La mancha era pequeña al principio, pero rápidamente se extendió y se hizo más brillante. De nuevo, ha sido un astrónomo aficionado el que ha descubierto el regreso, Christopher Go, de la ciudad de Cebu, en Filipinas. Su hallazgo encendió la curiosidad de otros amantes de la astronomía en todo el mundo. Científicos de la Universidad de California en Berkeley echaron un vistazo al acontecimiento con los telescopios Facility (IRTF, por sus siglas en inglés), Keck y Gemini, todos en Mauna Kea (Hawai), y confirmaron las sospechas. La banda había vuelto. Y tienen las imágenes.

«La razón por la que Júpiter parecía haber perdido su banda, camuflada entre las franjas blancas que están a su alrededor, es que los vientos bajos que son secos y que habitualmente mantienen la zona limpia de nubes se calmaron», explica Glenn Orton, investigador del Laboratorio a Propulsión a Chorro (JPL, por sus siglas en inglés) de la NASA. Cuando las nubes blancas flotan a gran altitud, oscurecen la visión de las marrones, que se quedan por debajo. Los científicos creen que el fenómeno se produce cada pocas décadas y que, generalmente, se prolonga de uno a tres años, lo que hace a Júpiter absolutamente único en todo el Sistema Solar.


El gran punto rojo

El regreso de la franja no es el único cambio visto en Júpiter. Además de eso, el famoso gran punto rojo del planeta -una tormenta gigante que tiene tres veces el tamaño de la Tierra- se ha vuelto más oscuro, como un enorme pintarrajo de carmín. Todas estas observaciones son muy útiles para comprender mejor qué ocurre en ese extraño mundo.

www.abc.es

Una respuesta a “Júpiter recupera una banda

  1. Pingback: Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s