Los neutrinos no pudieron batir a la luz


Un trabajo no halla indicios de que rompiesen el límite de velocidad cósmico

Los neutrinos que en septiembre desafiaron a Albert Einstein viajando más rápido que la luz, algo que el físico alemán descartó con la teoría de la relatividad, no tenían nada de extraño. Es la conclusión a la que ha llegado el experimento Icarus, que está puerta con puerta con Opera, que cazó las partículas anómalas en primer lugar. Los neutrinos que Opera analizó superaron a la luz en 60 nanosegundos, según sus cálculos. Icarus rebate ahora en arxiv.org que tenían una energía igual a la de los neutrinos convencionales, lo que cuestiona que pudiesen batir el récord.

Opera e Icarus están a 1.400 metros de profundidad bajo los Apeninos, en Italia. Allí reciben, sin interferencias atmosféricas, los neutrinos producidos en el laboratorio europeo de física de partículas CERN de Ginebra, a 730 kilómetros.

Las partículas no liberaron energía suficiente como para batir el récord’

A los neutrinos se los conoce como la partícula fantasma. Al contrario que la luz, atraviesan la materia sin apenas actuar con ella. No obstante, los neutrinos generados en CERN pierden algo de energía en ese viaje a través de la corteza terrestre.

Hace unas semanas, los físicos Andrew Cohen y el Nobel Sheldon Glashow firmaron un trabajo publicado en arxiv.org que cuestionaba los resultados de Opera. Alertaban de que si un neutrino supera la velocidad de la luz liberaría un fuerte destello de energía, similar a la onda de choque que produce un avión cuando rompe la barrera del sonido. Esa pérdida de energía debería detectarse en Opera si los neutrinos hubiesen batido el récord de velocidad cósmico impuesto por Einstein. Sus rivales de Icarus han medido la energía de los neutrinos de Opera. Sus resultados muestran que el rango de energía de aquellas partículas estaba entre los límites normales. “Los resultados muestran que no hay un exceso de radiación; si no la hay es que no son superlumínicos [más rápidos que la luz]”, explica Juan José Gómez-Cadenas, experto en física de partículas del CSIC.

La única opción para conciliar el récord de velocidad con la falta de radiación sería que el neutrino se moviese por una dimensión extra, algo barajado por algunos teóricos pero sin ninguna prueba real, por el momento.

Europa diseña un laboratorio de neutrinos que podría estar en España

El trabajo de Icarus y el del Nobel Glashow se suman a otras decenas de trabajos que encuentran peros a los polémicos resultados de Opera, tan rompedores que ni siquiera sus descubridores se atrevieron a interpretarlos. “Todos estamos convencidos de que esta situación se resolverá en unos meses cuando se encuentre el error que hubo en Opera”, opina José Ángel Villar, director asociado del Laboratorio Subterráneo de Canfranc.

Ayer mismo el CERN dio el pistoletazo de salida al diseño de Laguna, el mayor laboratorio de neutrinos del mundo. Su enorme gruta subterránea tendrá capacidad para 500.000 toneladas de agua, lo que permitirá detectar y estudiar neutrinos llegados tanto de estrellas en explosión como de los generadores del CERN. Durante los próximos tres años se diseñará el experimento. Siete países europeos compiten por albergarlo, entre ellos España, que ofrece el laboratorio de Canfranc, bajo los Pirineos, para cavar la enorme gruta. Sería una obra faraónica que costaría unos 500 millones de euros y tardaría al menos ocho años, explica Villar, que junto a Gómez-Cadenas forma parte de la candidatura española.

www.publico.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s